Busca Soriana proveedores poblanos

Industria Restaurantera al borde de la recesión

Mauricio García León

La primera mitad del año para la industria restaurantera no fue de catástrofes ni paro en seco, pero está claro que hay un proceso de desaceleración, advirtió el presidente nacional de la Canirac, Francisco Fernández Alonso.

En el marco de la décimo primera edición de la comida de arranque de la temporada de chile en Nogada en Puebla, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), advirtió en entrevista que se requiere de certidumbre para las inversiones y un escenario claro de lo que va a ocurrir a futuro.

“¡Dime que va a pasar en 10 años… por eso los inversores se quejan!”, exclamó el presidente de la Canirac, quien refirió que este escenario de indefiniciones también influye en el costo del dinero y el premio que se tiene que pagar a la inversión de portafolios foránea para que se mantenga en el país.

Por ende, también esto influye en el costo del dinero y las tasas de interés, mismas que no pueden reducirse en la misma proporción que lo harían eventualmente las de Estados Unidos, pues se carece de reglas claros y al final “los intereses están relacionados con la credibilidad y confianza en el gobierno”.

Indicó que en el primer semestre la mayoría del empleo creado en torno al sector se relacionó con cambios en los hábitos de consumo y el uso de aplicaciones para la compra de alimentos a domicilio o en oficinas, pero, recalcó, este no necesariamente es un empleo de carácter formal.

Incluso el repunte fue relativo, en tasas del dos por ciento con respecto a los 1.7 millones de empleos que genera la industria restaurantera, misma que aporta alrededor del dos por ciento del Producto Interno Bruto y 14 por ciento del sector turismo.

El principal problema es de lenguaje, de certidumbre, insistió, al apuntar que las ventas están estancadas en términos de ingreso a los restaurantes, aunque aparentemente las aplicaciones hayan dinamizado el consumo.

“Esto no significa una causa de que estemos creciendo, el hábito ha crecido y provocado repunte en las ventas y el empleo”, aseveró.

Sin embargo, concluyó, “se puede esperar una recesión en general, vamos hacia abajo”.

Please publish modules in offcanvas position.