Banner

Servicios Financieros

Banxico eleva alerta de seguridad informática tras ciberataque a AXA

La seguridad financiera es la principal preocupación entre los mexicanos, según el más reciente Índice de Seguridad de Unisys (Unisys Security Index), mientras que el Banco de México elevó a "rojo" el nivel de alerta de seguridad en su sistema de pagos después de que el usuario financiero no bancario, Axa informó  sobre "inconsistencias" en la conciliación de sus cuentas.

De acuerdo con el reporte de Unisys, las preocupaciones de seguridad en México siguen ocupando niveles altos, pues prácticamente 10 de cada 10 encuestados en el país (98 por ciento) afirmaron estar muy preocupados por al menos un área de seguridad.

La seguridad financiera ha registrado su mayor repunte en México, con 222 puntos en 2018 y esta es una de las principales razones por las que México está entre los países con una mayor percepción de inseguridad, con un índice de 213 puntos de 300, por encima de Brasil y Argentina y solo siendo superado por Colombia, Filipinas y Malasia.

El fraude con tarjeta bancaria es la amenaza de seguridad que provoca mayor preocupación entre los mexicanos. Nueve de cada diez encuestados afirmó tener una gran preocupación por este tipo de eventos. Le secunda el robo de identidad, ya que 87 por ciento de los mexicanos dijo estar muy preocupado por el acceso no autorizado o el uso indebido de sus datos personales. De acuerdo con Unisys, ésta es la preocupación más importante de los 13 países encuestados, según una nota publicada por El Economista.

La aseguradora AXA, que se identificó como el participante afectado, informó en un comunicado que tras el ataque detectado en contra suya, “en torno a las incidencias en el Sistema de Pagos Electrónicos (SPEI) reportadas por el Banco de México”, la información y los recursos de sus asegurados están bajo resguardo y no sufrieron ninguna afectación.

De esta manera, el banco central decidió elevar a rojo el nivel de alerta de seguridad informática en la operación de los participantes en los sistemas de pagos.

"De manera precautoria, algunas instituciones con un perfil de riesgo similar estarán operando a través del mecanismo alterno previsto para este tipo de eventos hasta nuevo aviso".  "Con la información disponible no hay indicios de que los recursos de los clientes del sistema financiero se hayan visto afectados", ha añadido.

En abril, cinco bancos sufrieron sustracciones de fondos a través de transferencias no autorizadas y una veintena más tuvo que migrar a un sistema alternativo de pagos desde el usualmente utilizado Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), lo que generó retrasos y lentitud en las operaciones.

Please publish modules in offcanvas position.