Banner

TLCAN

Ratificación del T-MEC fortalecerá inversiones

El presidente Donald Trump recibió al primer ministro canadiense Justin Trudeau para limar asperezas y celebrar los avances que se han logrado con la ratificación del nuevo acuerdo comercial entre Canadá, México y Estados Unidos.

"Significa muchos puestos de trabajo para nuestro país, mucha riqueza para los tres países", dijo Trump.

Después que el Senado mexicano aprobó el acuerdo comercial, el mandatario estadounidense, dijo que desde hace tres semanas, cuando amagó con la imposición de aranceles a productos mexicanos, si no se contenía el flujo migratorio, han pasado muchas cosas muy positivas.

"El flujo se ha ralentizado sustancialmente. Tienen seis mil efectivos mexicanos en su frontera sur. Y realmente ha sido una tremenda diferencia", destacó.

Trudeau, quien se congratuló de que la administración Trump haya abandonado la imposición de aranceles punitivos al acero y el aluminio, tenía previsto reunirse con legisladores de todo el espectro político para convencerlos de la necesidad de adoptar rápidamente el T-MEC.

"Vamos a estar bien", se limitó a decir Trudeau.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la ratificación del T-MEC es una clara señal de que hay unidad en el país, y con ello se fortalece la confianza de los inversionistas en México.

Reconoció que el acuerdo se da cuando en México se impulsan actividades productivas, se están creando empleos, se fortalece el mercado interno y hay una política para el bienestar como nunca se había visto.

Agradeció a los legisladores, en particular a senadores, pues "lo que hicieron fue un aporte significativo esto fortalece la confianza de los inversionistas en México".

A su vez, el presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), Miguel Elizalde Lizárraga, dijo que el acuerdo provee un contexto de mayor estabilidad para la región, lo cual se traduce en mayor certeza jurídica para las industrias.

Reconoció que los requisitos de este nuevo tratado van a requerir de un esfuerzo por parte de la industria de vehículos pesados, "pero son logrables y alcanzables en los tiempos planteados".

En tanto que Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), consideró que lo relevante aún está por ocurrir, es decir, la aprobación en el Congreso de los Estados Unidos, así como la aprobación en el parlamento de Canadá.

Dijo que una vez se logre la ratificación del tratado comercial entre los tres países de la región se tendrán mejores condiciones de inversión y generación de empleo, además que disminuirán las presiones sobre el tipo de cambio y la inflación, condiciones necesarias para impulsar al mercado automotor.

Please publish modules in offcanvas position.