Banner

TLCAN

Quita EEUU aranceles al acero y aluminio para México y Canadá

Estados Unidos llegó a un acuerdo definitivo con México y Canadá para quitar los aranceles a las importaciones estadounidenses a sus dos socios comerciales, en tanto que el presidente Donald Trump, postergó seis meses su decisión sobre la imposición de aranceles a la importación de vehículos con que amenazó a la Unión Europea y a Japón. 

El gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la eliminación de aranceles abre el camino para la ratificación del nuevo acuerdo comercial entre los tres países.

“Recibimos con gran entusiasmo la decisión del Presidente Trump y de la USTR de eliminar los aranceles impuestos a México y Canadá al acero y aluminio. Esta acción abre el camino para avanzar hacia la ratificación del T-MEC”, dijo Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Tras confirmar la eliminación de aranceles, Donald Trump, dijo que espera que el Congreso de su país apruebe el Tratado entre México Estados Unidos y Canadá (T-MEC) lo más pronto posible.

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que esta decisión refleja lo que se sabe que son los amigos de ambos lados de la frontera "Canadá ha sido el aliado más firme de Estados Unidos durante más de cien años, y nuestra asociación de larga data y economías estrechamente vinculadas nos hacen más competitivos en todo el mundo y mejorar nuestra seguridad combinada”.

Desde el pasado 23 de marzo de 2018, Estados Unidos aplicó aranceles de 25 y 10 por ciento, respectivamente, sobre ciertas importaciones de acero y aluminio, al tiempo que eximió a México, Canadá y la Unión Europea, sólo hasta el 1 de junio.

Sobre aplazar la decisión de imponer aranceles a la importación de vehículos a la Unión Europea y a Japón, la Casa Blanca informó que el proceso de negociación será dirigido por el representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y, si no se alcanzan los acuerdos dentro de los próximos 180 días, el presidente determinará si se deben tomar medidas adicionales y cuáles.

El gobierno de Estados Unidos justificó la posibilidad de imponer gravámenes a esos bienes en que "la defensa y la superioridad militar" del país depende de la competitividad de la industria automotriz y de la investigación y desarrollo que genera.

 

Please publish modules in offcanvas position.