Latinoamérica

Alcaldes de C40 pactan acuerdo por calidad del aire a 2030

 

La emergencia climática global exige medidas sin precedentes por parte de las ciudades más grandes del mundo, por lo que 35 alcaldes se comprometieron a garantizar aire limpio a más de 140 millones de personas que viven en sus ciudades.

Al firmar la C40 Clean Air Cities Declaration (Declaración de C40 por un Aire Limpio en las Ciudades), los alcaldes y alcaldesas reconocen que respirar aire limpio es un derecho del ser humano y se comprometen a trabajar juntos para formar una coalición mundial sin parangón a favor del aire limpio.

El compromiso presentado en la Cumbre Mundial de Alcaldes C40 celebrada en Copenhague compromete a las ciudades a establecer objetivos ambiciosos de reducción de la contaminación y a implementar políticas sustantivas de aire limpio para 2025. Al informar públicamente sobre su progreso, las ciudades planean generar una "carrera hacia la cima" para limpiar el aire en las grandes ciudades del mundo.

Las ciudades que han firmado la Declaración de C40 por un Aire Limpio en las Ciudades son:

Amman, Austin, Bangalore, Barcelona, ​​Berlín, Buenos Aires, Copenhague, Delhi, Dubai, Durban (eThekwini), Guadalajara, Heidelberg, Houston, Yakarta, Los Ángeles, Lima, Lisboa, Londres, Madrid, Medellín, Ciudad de México, Milán, Oslo, París, Portland, Ciudad Quezón, Quito, Rotterdam, Seúl, Estocolmo, Sydney, Tel Aviv-Yafo, Tokio, Varsovia, Washington DC.

"Sabemos que tenemos que hacer frente a dos peligros que van de la mano: la contaminación atmosférica y la emergencia climática. Para eliminar la contaminación que está dañando nuestra salud y calentando nuestro planeta es crucial llevar a cabo acciones inmediatas, colectivas y sin precedentes", señalaron.

Según la Organización Mundial de la Salud, nueve de cada 10 ciudadanos en todo el mundo respiran aire sucio y siete millones de personas mueren al año de forma prematura a causa de la contaminación del aire. La contaminación del aire está creando una crisis mundial de salud pública; una crisis que tiene sus raíces en la injusticia social, pues las comunidades más pobres y vulnerables son a menudo las más afectadas por el aire sucio y contaminado.

Mediante la Declaración de C40 por un Aire Limpio en las Ciudades, las alcaldías se comprometen a utilizar su poder e influencia para reducir la contaminación del aire y a avanzar hacia el cumplimiento de las directrices de la Organización Mundial de la Salud sobre la calidad del aire. Esto significa que las ciudades reducirán continuamente sus emisiones locales y abogarán por reducciones en las emisiones regionales, lo que resultará en continuos descensos en los niveles de contaminación del aire que se siguen las pautas de la OMS:

● Establecer objetivos ambiciosos de reducción de la contaminación en un plazo de dos años que alcancen o superen los compromisos del país;

● Implementar políticas sustantivas de aire limpio para el año 2025 que aborden las causas propias de la contaminación en sus ciudades; y

● Presentar informes públicos sobre los avances en el logro de estos objetivos.

Si los 35 signatarios reducen los niveles promedio anuales de PM2.5 de las pautas de la OMS (10 ug / m3) podrían evitar 40 mil muertes cada año

 

Anne Hidalgo, alcaldesa de París y Presidenta del C40 dijo: “Respirar aire limpio es un derecho humano fundamental. La industria de los combustibles fósiles y los automóviles de combustión son responsables de una crisis mundial de salud pública. Los compromisos anunciados hoy por 35 alcaldes pioneros demuestran claramente que la era de las emisiones tóxicas que envenenan el aire que todos respiramos está llegando a su fin. No descansaré hasta que todos los parisinos respiren aire limpio ".

 

 

Please publish modules in offcanvas position.