Banner

Cierra BMV con pérdida

Impuestos a gasolinas y electricidad aportarán 12% del ingreso del gobierno

El año 2019 arranca con una apuesta del gobierno federal por ingresar 687 mil 526 millones de pesos vía Impuestos a las gasolinas y tarifas eléctricas, en medio de una previsión de inflación que fluctúa de 3.6 a 4.6 por ciento.

Conforme la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019, casi 12 centavos de cada peso de los más de cinco billones 838 mil millones que ingresará el gobierno este año será vía tarifas eléctricas e impuestos a los combustibles.

Son 269 mil 300 millones de pesos en impuestos los que se pagarán por el Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) que se aplican a los combustibles que prevé recaudar el gobierno federal este 2019, conforme la Ley de Ingresos del 2019, mientras  los ingresos de Comisión Federal de Electricidad se estiman en 418 mil 226 millones de pesos.

De hecho, con el arranque del 2019 arranca la carestía: las tarifas eléctricas para los usuarios de los sectores industrial, servicios y comercial registran un incremento de 0.41 por ciento, tras la reducción de 15 por ciento de diciembre, informó la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

La dependencia precisó que notificó a CFE Suministrador de Servicios Básicos las tarifas aplicables, y aclaró que la metodología no afectará a los hogares ni al campo.

Las Tarifas Finales de Suministro Básico para los usuarios de los sectores industrial, de servicios y comercial, representan 10 por ciento de los usuarios.

Mientras, en Puebla, las gasolinas arrancan con precios promedio de 19.26 pesos litro para la de bajo octanaje y de 20.66 pesos por litro para alto octanaje, tras una serie de ajustes a la baja en noviembre y diciembre 2018, cuando la gasolina Premium llegó a valores de 21.01 pesos por litro.

El gobierno federal implícitamente ha asumido que la recaudación por el Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) a combustibles deberá aumentar 42 por ciento en términos anuales reales durante 2019 para que los ingresos tributarios crezcan 3.8  por ciento, explicaron analistas de BBVA Bancomer.

De hecho, la congelación de los precios reales de la gasolina y el diésel para el 2019, junto con cotizaciones internacionales estables o más bajas para estos combustibles, ayudarían al incremento del IEPS a combustibles, pero persiste la incertidumbre sobre la materialización del pronóstico de crecimiento para dicha recaudación, apuntaron.

La cuesta de enero también se refleja en las tasas que se fijan para causantes, que en este 2019 se establecieron en 0.98 por ciento mensual sobre saldos insolutos y en parcialidades de 1.26 a 1.82 por ciento de tasa de actualización mensual, lo que implica que el causante pagará en términos de un año seis veces más que la inflación general.

INFLACIÓN A LA BAJA

En torno a inflación ésta retomó su tendencia descendente en el cuarto trimestre del 2018; no obstante, la inflación subyacente sigue mostrando rigidez a la baja por una evolución algo menos favorable a la prevista de los precios de los alimentos procesados y de los servicios distintos a la vivienda, en parte por un efecto secundario de los mayores precios de energéticos.

Analistas de BBVA Bancomer plantearon que en enero, la inflación se beneficiará por la reducción del IVA en la frontera y se prevé que la tasa anual descenderá a 4.3 por ciento.

A pesar de ello, se anticipa que se mantendrá la carestía en torno a este nivel hasta mayo descendiendo durante el verano para ubicarse por debajo de cuatro por ciento durante la segunda mitad del año.

Incluso, se revisó ligeramente a la baja la previsión de inflación general para 2019 de 3.6 a 3.5 por ciento.

Please publish modules in offcanvas position.