Desarrollarán en Puebla 3 ferias de empleo mensuales

COVID-19 paraliza a 31.7 millones de trabajadores

Por la composición que tiene México de su mercado laboral, más de la mitad de los trabajadores en el país son informales, mientras que el resto se ocupan en empresas y negocios pequeños.

El decreto de emergencia sanitaria que el gobierno federal emitió el pasado 31 de marzo contempla la continuidad sólo de las actividades esenciales, como las relacionadas con la salud, la alimentación, la producción y suministro de servicios y mercancías básicas, la información en medios masivos y las actividades de logística.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de 55.7 millones de ocupados en México sólo 14.7 millones se ocupan en estas actividades esenciales; la cifra asciende a 24 millones si se considera el comercio minorista.

Lo anterior implica que, aun en el supuesto de que el comercio minorista siguiera operando con normalidad, cerca del 57 por ciento de los trabajadores (formales e informales) estarán en aislamiento por la emergencia sanitaria:, es decir, 31.7 millones de trabajadores.

La situación se agudiza cuando se observa la composición del sector empresarial en México, ya que apenas 4 por ciento de las empresas son medianas o grandes, es decir sólidas y con capacidad de hacer frente a la emergencia sanitaria; pagar sueldos, salarios y prestaciones aun sin operar.

El problema de la informalidad no sólo pesará a los trabajadores en términos de acceso a salud durante la emergencia sanitaria sino también en sus ahorros para la vejez.

Please publish modules in offcanvas position.