Estilo y Vida

Vigilar identidad financiera e historial crediticio clave para adquirir vivienda

Tener o no vivienda propia es un proceso que requiere de fijarse la meta, tener un buen historial crediticio, monitorear por lo menos una vez al año que no nos hayan robado la identidad financiera y, sobre todo, tener el hábito del ahorro e inversión.

 

 

La especialista en coach financiero, Karla Bayly, comparte algunos consejos que les permitirán conquistar la meta para obtener una vivienda propia.

Establece esa prioridad en tu vida: el primer paso es poner en la mira el objetivo de tener una vivienda propia, independientemente del tipo de propiedad que sea.

Pulir tu historial crediticio: tener una propiedad requiere finanzas sanas, por ello es necesario que limpies tu imagen crediticia antes de acercarte a las entidades financieras.

Salda tus deudas: todos queremos obtener el mejor crédito de mercado, pero para conseguirlo necesitamos un buen historial. Olvídate de dejar pasar las fechas de corte y de pago. Lo que es importante para tu historial crediticio no es el número de tarjetas que manejes, sino que lo hagas bien. Evita tenerlas al tope y sé puntual en tus pagos.

Revisa tu Buró de Crédito: asegúrate de tener una buena calificación y de los adeudos que podrías tener reflejados sin saber. Eso suele pasar en los casos de robo de identidad. Esos aspectos deben ser solucionados antes de ver el tema de tu crédito hipotecario.

Acostumbrarse a ahorrar: antes de comprar o rentar casa, aprende a vivir sin la cantidad que destinarias al pago de renta o hipoteca. Crea el hábito de vivir sin esos 8, 10 o 15 mil pesos que destinarías al alquiler o al crédito hipotecario. Si puedes hacer este horizonte de ahorro de mensualidad de 6 meses a un año antes de irte a vivir solo, eso puede significar hasta 10 por ciento más de tu enganche en el caso de comprar una propiedad.

Usa tu buen historial a tu favor: los dueños de inmuebles cada vez más buscan protegerlos, de ahí que un requisito de renta sea tu historial crediticio. Las empresas serias suelen pedirlo, de modo que ese puede ser tu principal argumento cuando se trate de ganar una propiedad muy peleada o en una zona muy codiciada. El Buró es un arma para mostrar solvencia cuando quieres vivir en un lugar que está muy competido.

Por otra parte la especialista sugirió hacer un fondo para gastos de instalación, pues hay que contemplar que no solo se trata de tener la casa, sino que hay otros gastos extras que no vienen incluidos en un crédito hipotecario.

Ya sea que compres o rentes, debes de considerar los gastos de avalúo, escrituración, aquellos derivados de la mudanza, el depósito de renta, el pago de mantenimiento, la instalación de servicios como gas, electricidad, internet y la compra de muebles que, de no tenerse en cuenta, te llevarán a endeudarte.

 

Please publish modules in offcanvas position.