BUAP, primera universidad pública en obtener ISO 9001:2015

El Coro UDLAP se consagra en La Habana

El Manizero, La Bruja, Le chant des oiseax, Lágrimas Negras, Madrigal y algunas otras piezas musicales embelesaron los oídos exigentes del público cubano, durante la presentación del Coro de Cámara de la Universidad de las Américas Puebla realizada en la magna Iglesia de Paula y el prodigioso Museo de la Revolución en La Habana.

El Coro UDLAP cautivó al pueblo habanero con sus armonías, durante su participación en el XIII Festival Internacional de Coros CORHABANA.

Previo a su intervención, los estudiantes de la UDLAP dieron un recorrido por el centro histórico de la ciudad, donde conocieron la Plaza de la Catedral, la Plaza de Armas, la Bodeguita del Medio y las calles repletas de historias y dónde se dieron el lujo de entonar una canción típica cubana, junto a la pregonera de tradición y vendedora de maní.

Un momento sobresaliente para comenzar el rumor de que un grupo de jóvenes provenientes de México había llegado al archipiélago para compartir un poco del folclore de su país a través de melodías tradicionales y enorgullecer a los locales con algunos sones populares.

Los asistentes a la Iglesia de Paula, quienes pudieron escuchar piezas como Ave María, A la xácara, Xacarilla, Mística, La Bruja, Manizero y We’ll make a way. Dirigidos por José Juan Marzal Fernández, que para esta ocasión tomó la batuta del coro armonizándolo a la perfección y consiguiendo una ovación de pie.

“Fue especialmente retador porque estábamos sin nuestra directora, a quien le dedicamos el concierto, pero entre todos buscamos sacar el concierto. Agradezco la oportunidad de confiar en mí, este es su trabajo. Además, me siento muy honrado y también agradezco a mis compañeros que en todo momento me ayudaron y apoyaron”, comentó el director.

 El Coro UDLAP se presentó en el Museo de la Revolución para cantar Sonetos, Hermoso Amor, Madrigal, Lágrimas Negras, A la xácara, Xacarilla, Le chant des oiseax y La Bruja, un son de renombre mexicano que habla sobre una mujer que sale en búsqueda de hombres, para atraparlos y hacerlos suyos, con un tinte tétrico tanto en la letra como en la coreografía interpretada.

 

Para redondear el viaje, asistieron a la gala final celebrada nuevamente en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís. Una sabia decisión pues pudieron apreciar al Orfeón Holguín de María Fernandina Aldana y al Vocal Sampling del director René Baños, quien dicho de paso fue alumno de Gisela Crespo; y quien junto a sus compañeros dieron una excelsa muestra de dominio vocal de instrumentación y cantos.

Please publish modules in offcanvas position.