Casos de éxito

Agilidad y disrupción, base para evitar quiebra de empresas: KPMG

Ágil o irrelevante, el estudio de KPMG a directores y gerentes mexicanos concluye que en 2019, el 52 por ciento de los entrevistados consideran que actuar con agilidad es la nueva moneda de los negocios, y que, de ser demasiado lentos, su organización se enfrenta al riesgo de la bancarrota.

De hecho, dicha percepción que llega a 67 por ciento de los encuestados a nivel global, dijo Víctor Esquivel, socio director de KPMG México y Centroamérica.

“En una época de cambio sin precedentes, los CEOs buscan que sus organizaciones crezcan teniendo la agilidad necesaria para ser disruptivas en cuanto a los modelos de negocio existentes, desafiando las tendencias del mercado que vienen de tiempo atrás”, comentó.

Más aún, ocho de cada diez CEOs en México (80%) afirman que, antes de ser superada por la disrupción de la competencia, su organización está siendo disruptiva activamente en su sector.

La quinta edición del estudio Global CEO Outlook de KPMG, que se basa en una encuesta en la que participaron mil 300 líderes de las organizaciones más grandes del mundo, junto con 50 directivos específicamente de empresas en México, refiere que los CEOs se encuentran ante una encrucijada: tienen más actividades a su cargo y menos tiempo para completarlas.

Por lo tanto, subraya, deben convertirse en el disruptor al interior de sus propios negocios, cuestionando el dogma de la administración y las prácticas arraigadas.

Sugiere también incorporar en la misión de las empresas a la resiliencia, pues, el mercado y la sociedad recompensan a quienes utilizan su cargo para marcar una diferencia en el mundo y dejan un legado personal positivo, generando reputación y confianza en el cliente e impulsando el desempeño de su organización.

Sin embargo, esta misión es compleja, por el promedio de permanencia que actualmente tiene un CEO, que es de unos cuantos años, brindando poco tiempo para alcanzar los objetivos planteados.

De cara a estos desafíos, es necesario asumir una actitud de resiliencia orientada al crecimiento, la innovación y la agilidad.

El análisis concluye que en la agilidad que tengan los líderes de las empresas radica la capacidad de cambio que estas puedan tener, así como en su adopción de nuevas formas para operar y ser realmente agentes de cambio.

Please publish modules in offcanvas position.