Prevén repunte en crédito de banca comercial PDF Imprimir E-mail
Mercados
Escrito por Redacción Urbeconómica   

Una menor expansión de la actividad económica, la contracción del salario real de los trabajadores formales, y la consecuente pérdida de capacidad de compra de los hogares, explican la pérdida de dinamismo tanto en el crédito como en la captación durante 2017, aunque la tendencia podría revetirse en el primer semestre 2018, según el informe “Situación banca México”, publicado por BBVA Bancomer.

 

El informe destacó que, a pesar del entorno macroeconómico prevaleciente durante 2017, los índices de morosidad de la cartera de crédito mostraron un impacto marginal, pues fuera de un deterioro limitado en el caso de la cartera de crédito al consumo, no se registraron afectaciones mayores a las carteras de crédito a la vivienda y a las empresas.

De hecho, los índices de morosidad de estas dos categorías de crédito mostraron un comportamiento favorable al reducirse a lo largo de 2017.

En promedio, el crédito vigente creció a una tasa anual real de 6.4 mientras que en 2016 dicho crecimiento fue de 12.6 por ciento. Es decir, el crecimiento de la cartera en 2017 fue casi la mitad (6.2 puntos porcentuales) del crecimiento observado el año previo.

Al cierre de 2017 la mayoría de los segmentos registraron tasas de crecimiento mínimas respecto a otros meses del año e incluso menores a las observadas en años previos. Solo el crédito a empresas cerró el año con un crecimiento ligeramente mayor 8.0 por ciento anual real y un saldo vigente de 2.3 billones de pesos.

El crédito al consumo registró un saldo de 952 mil millones de pesos, lo que implicó un crecimiento anual real de 1.4 por ciento, el más bajo desde noviembre 2010, cuando se observó un crecimiento nulo.

El crédito a vivienda siguió una trayectoria similar, y a diciembre de 2017 su saldo fue de 745 mil millones de pesos 18.4 por ciento de la cartera, con una tasa de crecimiento anual real de 1.6 por ciento, la más baja desde agosto de 2003.

El economista en jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano Herrera, estimó que en el segundo semestre de 2018 repuntará el crédito de la banca comercial y que todos los portafolios del crédito bancario habrán de avanzar a un paso más acelerado respecto el primer semestre, hasta alcanzar un crecimiento anual nominal del financiamiento de la industria de 8.0 por ciento.

Consideró que el ritmo estará encabezado por el crecimiento del financiamiento a las empresas, el cual registrará una expansión anual real de 4.5 por ciento.