Baja tendencia laboral de la pobreza en Puebla PDF Imprimir E-mail
Mercados
Escrito por Mauricio García León   
Miércoles, 14 de Febrero de 2018 12:25

En Puebla el 47.6 por ciento de la población con ingreso laboral se encuentra por debajo de la línea de bienestar para adquirir la canasta alimentaria al cierre del cuarto trimestre del 2017, en contraste al 50.3 por ciento del mismo lapso del año previo, conforme el Coneval.

 

 

El Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) genera información para observar la evolución del poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares y, con base en éste, analizar si aumenta o disminuye el porcentaje de la población cuyos ingresos laborales son insuficientes para adquirir la canasta alimentaria.

En ese contexto, Puebla se encuentra dentro de ocho estados con mayor población con ingresos salariales insuficientes para adquirir la canasta alimentaria, arriba de la media nacional del 41 por ciento.

De acuerdo al Coneval, el poder adquisitivo del ingreso laboral disminuyó 2.5% entre el cuarto trimestre de 2016 y el cuarto trimestre de 2017.

No obstante Puebla se encuentra dentro de un conjunto de doce estados donde disminuyó el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral.

Destacan los estados de San Luis Potosí, Zacatecas y Michoacán que reportaron una disminución del porcentaje de 6.2, 3.1 y 3.0 puntos porcentuales, respectivamente, así como Puebla con 2.7 por ciento.

En contraste, en 20 de las 32 entidades federativas aumentó el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral, donde destacan los estados de Hidalgo, Ciudad de México y Tabasco, con incrementos de 8.6, 6.8 y 5.9 puntos porcentuales entre el cuarto trimestre de 2016 y el cuarto trimestre de 2017, respectivamente.

La canasta básica alimentaria básica en el ámbito rural tuvo un valor de mil 61.46 pesos mensuales por persona en enero 2018, lo que implicó un aumento de 8.8 por ciento respecto de igual mes del año pasado.

Mientras, en el ámbito urbano, la canasta alimentaria básica tuvo un valor de mil 490.86 pesos mensuales por persona; es decir, un incremento de 8.69 por ciento comparado con enero de 2017.

La canasta básica es conocida también como Línea de Bienestar Mínimo y se compone por 36 productos como son tortilla, pan blanco, arroz, carne de pollo, leche, chile, jitomate, frijol, azúcar, refresco, carne de cerdo, chorizo, jamón, jugos y néctares, y huevo.

Por su parte la canasta básica alimentaria y no alimentaria se ubicó en dos mil 989.13 pesos mensuales, al repuntar en forma anual en 7.27 por ciento, es decir 202.68 pesos más.