Economía crecerá 3.1% en 2018 pero tenderá a desacelerarse en 2019: BM PDF Imprimir E-mail
Mercados
Escrito por Redacción Urbeconómica   

El Banco Mundial disminuyó este martes su estimado sobre el crecimiento para México en 2018 de 2.2 a 2.1 por ciento, mientras que las economías más desarrolladas se ubicarán en 2.2 por ciento, 2 por ciento en Latinoamérica y la economía mundial en su conjunto en 3.1 por ciento, aunque advierte desaceleracióneconómica en los años subsecuentes.


El ajuste en la tasa de crecimiento de México se vincula a factores como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las elecciones presidenciales, conforme el reporte “Perspectivas Económicas Globales”, el cual proyecta entre 2019 y 2020 un repunte en niveles de 2.6 por ciento.

 

“Notablemente una prolongada renegociación del TLCAN o en caso extremo, un colapso del acuerdo, podría desviar el crecimiento en México en el mediano plazo por una disminución del comercio”, plantea BM.

“El crecimiento de México fue ligeramente mejor al previsto, apoyado en la solidez del sector servicios y a pesar de los retos vinculados a la renegociación del TLCAN y los desastres naturales”, expuso en el informe, el cual refiere una baja en la inversión fija en el país en 2017, no obstante hay crecimiento en remesas, exportaciones y un mercado laboral saludable.

BM refiere que el crecimiento de la economía mundial será de 3.1 por ciento después de que en 2017 creció mejor de lo previsto en niveles del tres por ciento apoyada en la recuperación de la inversión, las manufacturas y el comercio, aunque alerta que no podrá sostenerse este ritmo de expansión y habrá una desaceleración económicaen los siguientes años.

“En el largo plazo, la desaceleración del crecimiento potencial pone en riesgo los avances logrados en los niveles de vida y la reducción de la pobreza en todo el mundo”, señala el organismo que preside Jim Yong Kim en su informe “Perspectivas económicas mundiales”, de enero de 2018.

Tras su análisis, el organismo concluye que la desaceleración del crecimiento potencial es el resultado de años de escaso aumento de la productividad, inversiones insuficientes y envejecimiento de la fuerza de trabajo mundial. Este fenómeno afecta a un conjunto de economías que representan más del 65 por ciento del PIB mundial.

“Si no se procura revitalizar el crecimiento potencial, este declive podrá extenderse durante la próxima década y reducir el crecimiento mundial promedio en un cuarto de punto porcentual y el de los mercados emergentes y las economías en desarrollo en medio punto porcentual durante ese período”, refiere.