Antes de 2 años desaparecen 82.3% de Pymes en México PDF Imprimir E-mail
Mipymes
Escrito por Redacción Urbeconómica   

La Universidad de las Américas Puebla, a través del Centro de Investigación de Empresas Familiares UDLAP, presentaron el libro “Radiografía de la empresa familiar en México”, en el que destaca que cada vez que una empresa de este tipo cierra desaparecen 97 empleos, además que el 82.3 por ciento de las Pymes desaparecen antes de dos años.

El trabajo de investigación tiene como objetivo principal el mostrar la realidad de la empresa familiar en el país. “Para lograr lo anterior nos dimos a la tarea de seccionar al país por estados con la finalidad de identificar la muestra de empresas familiares que necesitamos para que el trabajo fuera estadísticamente representativo”, comentó Juan Manuel San Martín Reyna, director del Centro de Investigación de Empresas Familiares UDLAP y autor del libro.

 

Destacó que prácticamente en todos los países del mundo la empresa familiar representa un pilar de las economías en términos del número de entidades que son consideradas empresas familiares, así como su aportación al empleo y a la producción.

De acuerdo a datos proporcionados por el Inegi, el 95% de las empresas establecidas en México son micro, pequeñas y medianas empresas; generan un poco más del 50 por ciento  del Producto Interno Bruto y crean también alrededor del 70 por cierto del empleo total que hay en el país”, destacó San Martín Reyna.

Entre los resultados de este estudio resaltó que cada vez que una empresa de este tipo cierra desaparecen 97 empleos; el 82.3 por ciento de las pequeñas y medianas empresas desaparecen antes de dos años; las empresas familiares en México son regionales pues el 72 por ciento venden a nivel regional, el 12 por ciento a nivel nacional y un 4 por ciento a nivel internacional.

El 65 por ciento de las empresas familiares en México son de primera generación y solamente un 0.1 por ciento es de cuarta generación en adelante, lo que lleva a ver que son muy dependientes de las primeras generaciones. De las empresas analizadas casi un 30 por ciento tiene el problema de no saber cuánto le debe de pagar a la familia, el 80 por ciento de las empresas familiares no cuentan con un plan estratégico pues lo que los ocupa es la operación, dejando de un lado el ser estrategas.

Otro problema es que no saben cuándo y cómo jubilar a los directores generales y “un problema que realmente nos alarmó es que prácticamente el 75 por ciento de las empresas familiares dijo que no tiene un protocolo familiar y que no sabe ni para qué sirve”, apuntó.

Luis Ernesto Derbez Bautista, rector de la Universidad de las Américas Puebla, comentó que este documento se inició como un plan con PWC hace 4 años pensando en la creación de áreas de investigación serias respecto a lo qué está pasando con la pequeña y mediana empresa.

“Este es un producto que manda a una dimensión muy interesante, pues deja en claro que el 3 por ciento del total de la muestra son empresas familiares grandes”, mencionó.

Dijo que esde el punto de vista de empresa familiar, se encontró que uno de los grandes problemas, que todavía existe en México, es el hecho de que la gran empresa mexicana familiar tiene muchas interconexiones entre consejos de administración.

"No tenemos un programa que verdaderamente vea a la empresa como lo que es, una empresa familiar. Por ejemplo, si hablamos de que más del 50% de las empresas familiares tienen mercado regional, la política que debería darle respaldo es una política industrial regional que tenga en consideración cuáles son aquellos elementos que van a enfrentar en verdad estas empresas en su ambiente, para ayudarla a responder a los mercados regionales y para ver cómo la podemos insertar a las cadenas de producción de alto nivel”.

Eduardo Torreblanca Jacques, editorialista de El Financiero y director general de Universo Pyme, consideró que si queremos un tejido empresarial sólido, profundo que permita que la economía crezca tenemos que voltear a las Pymes, ya que en el país el 99.8 por ciento son micro, pequeñas o medianas, de las cuales el 97.5 por ciento son micro empresas”, apuntó.

Demandó atención de parte de la autoridad para sentarse a revisar las políticas públicas las cuales no existen en específico para una empresa familiar que permitan subsanar estas áreas de oportunidad.