Gobierno federal apuesta por detonar hogares para 4 millones de familias sin seguridad social PDF Imprimir E-mail
Sectores Económicos
Escrito por Redacción Urbeconómica   
Viernes, 10 de Noviembre de 2017 15:02

El subsecretario de desarrollo territorial y vivienda de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quiros, ratificó que en 2018 deberá tenerse un marco jurídico armonizado que garantice el crecimiento urbano ordenado y responder al modelo de atención a la vivienda de no acreditados (empleados sin seguridad social) que pretende sumar a cuatro millones de hogares.

El modelo de atención a la vivienda de no acreditados con ahorro previo, subsidio y financiamiento que abrirá un nuevo mercado requerirá que los aspirantes al crédito ahorren durante un año en el Bansefi y a partir de entonces ser sujetos de apoyo vía subsidio y préstamo, explicó el subsecretario de la federal Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y urbano (Sedatu).

En entrevista, el subsecretario de la Sedatu afirmó que 2018 se cerrará a “tambor batiente”, luego que tan sólo Infonavit

Los trabajadores de industrias agropecuarias, transporte, servicio, profesionistas no afiliados a sindicatos sin empleo formal serán los eventuales acreditados, al ser un importante mercado de cuatro a cinco millones de familias en esa condición, por lo cual se están haciendo los ajustes en números para atenderlos con vivienda.

“Se está calibrando el subsidio, se dispersará a través de Infonavit y Fovissste”, añadió.

Informó que en forma anual el Infonavit considera 130 mil acciones de vivienda de las cuales 12 mil se radicarán este año en Puebla.

Indicó que la vivienda es un factor de resiliencia, por lo cual se debe de apostar a su accesibilidad universal, con seguridad para las mujeres y con mejor calidad de vida.

Refirió que en casos como Puebla, Atlixco, Tehuacán y San Martín Texmelucan se apuesta por avanzar en los polígonos de contención, crear instrumentos para garantizar el derecho constitucional a la vivienda, incluidos los modelos para no afiliados.

Por separado el secretario de Desarrollo Social estatal, Gerardo Islas, ubicó en 88 mil millones de pesos y un crecimiento del 19 por ciento en el presupuesto de egresos federal que se canalizarán al estado de Puebla.

Ratificó que ya se enviaron al estado de Puebla recursos para la reconstrucción de vivienda de los afectados por Earl en 2016 y ahora están por recibirse los correspondientes a la recuperación de los daños por los fenómenos meteorológicos de Frank y Katia.