Terminar con TLCAN afectaría más a Estados Unidos: BBVA Bancomer PDF Imprimir E-mail
Mesoregiones
Escrito por Redacción Urbeconómica   

La salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sería más perjudicial para el vecino país que para México, ya que el Estados Unidos tendría que absorber un mayor costo comercial conforme las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), consideró el economista en jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano Herrera.

 

"Si se rompiera el Tratado, México y Estados Unidos comerciarían con las tarifas de la OMC, lo que México exporta a Estados Unidos vería un aumento promedio en los aranceles de 2.5 por ciento, mientras que lo que el vecino exporta a México se vería un aumento en los aranceles promedio de 8.0 por ciento", precisó.

Al dar a conocer el informe "Situación Sectorial", el especialista reiteró que cancelar el TLCAN no representa una catástrofe para México, no obstante, su rompimiento sí tendría efectos adversos en materia comercial, pero de diferente proporción entre los tres países que lo integran.

Serrano Herrera dijo que el argumento del actual gobierno estadounidense sobre el mayor déficit comercial con México para terminar con el Tratado carece de sustento económico y revela una mentalidad mercantilista en desacuerdo a lo que dice la ciencia económica.

"Lo que ha ocurrido con el comercio de México y Estados Unidos es que se ha multiplicado por muchas veces desde que se firmó el Tratado, independientemente de quién importa más o menos, los dos países importan muchas veces más y exportan muchas veces más y ese es el dato importante que habría que ver, pues eso genera riqueza", apuntó.

En su Informe Situación Regional Sectorial México, correspondiente al segundo semestre de 2017, BBVA Bancomer estima, que el sector servicios ha registrado mayor dinamismo que la industria manufacturera, en donde las exportaciones han sido el factor clave del crecimiento.

A pesar de un entorno de incertidumbre y un alza de los costos de producción, que se vieron impulsados por una depreciación transitoria del tipo de cambio y el ciclo de subidas de tasas de interés que ha llegado a su fin, los sectores manufactureros y agropecuarios tienen perspectivas favorables.

México ha encontrado un nicho de productos con ventajas comparativas importantes con respecto a otros países, por lo que la diversificación del comercio será la clave para mantener el crecimiento y atraer mayor inversión hacia estos sectores.

Los sectores más dinámicos de la economía mexicana continúan siendo los Servicios Financieros y Seguros junto con Información en Medios Masivos. Al segundo tri­mestre de este 2017, el primero creció 9.7 por ciento y el segundo 6.2 por ciento, ambos a tasa anual.

El mejor avance del sector servicios se refleja también en términos de empleo, tan sólo los trabajadores remunerados dedicados a servicios se incrementaron en 0.3 millones.