Salud / México Primer lugar en embarazos no planeados en adolescentes entre países OCDE PDF Imprimir E-mail
Nuestros Columnistas
Escrito por Alejandro Rosas Balan   

México ocupa el primer lugar en embarazo en adolescentes entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de 15 a 19 años de edad. En nuestro país 1 de cada 5 embarazos sucede entre los 10 y los 19 años, y de ellos más del 70 por ciento son no planeados.

 

Asimismo, en nuestro país, 23 por ciento de las y los adolescentes inician su vida sexual entre los 12 y los 19 años. De estos, 15 por ciento de los hombres y 33 por ciento de las mujeres no utilizaron ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual. Aproximadamente al año ocurren 340 mil nacimientos en mujeres menores de 19 años.

Riesgos de un embarazo a temprana edad:

Las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre las mujeres de 15 a 19 años.

Los hijos de madres menores de 20 años tienen un 50 por ciento superior de mortalidad prenatal o de morir en las primeras semanas de vida.

Los abortos en condiciones inseguras son peligrosos entre chicas de 15 a 19 años, ya que existe riesgo de mortalidad materna y los riesgos a los que se encuentra una embarazada adolescente son el desarrollo de preeclampsia y la hemorragia durante la resolución del embrazo, las cuales en conjunto son las principales causas de mortalidad en este grupo de edad.

Los recién nacidos de madres adolescentes tienen más probabilidad de tener bajo peso al nacimiento, restricción del crecimiento intrauterino, malformaciones estructurales, como las gastrosquisis, y muerte neonatal temprana.

Los riesgos no son sólo de salud, ya que entre niñas de 15 a 17 años el 77 por ciento acude al escuela, mientras que las niñas del mismo grupo de edad que tienen o tuvieron un embarazo solo el 17% siguen acudiendo a la escuela, por lo que también es causa de abandono escolar y situaciones que perpetúan un estado de pobreza.

Ante este panorama, es evidente que los adolescentes requieren más información sobre planificación familiar, consejería de métodos anticonceptivos, prevención del embarazo no planificado e infecciones de transmisión sexual.

El Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes tiene como objetivo crear conciencia entre los adolescentes sobre las repercusiones en la salud y los retos a los que se enfrentan al convertirse en padres a temprana edad, así como para informar sobre las diferentes alternativas de planificación familiar existentes que les ayuden a tomar decisiones informadas en el ejercicio de su sexualidad.

El embarazo en los adolescentes, además de afectar de manera importante la salud, impacta en la vida de los jóvenes, comprometiendo su permanencia en la escuela, los ingresos económicos presentes y futuros, el acceso a oportunidades recreativas, sociales y laborales especializadas y de calidad, así como el desarrollo humano.

Además del embarazo, tener relaciones sexuales sin protección implica un riesgo permanente de adquirir una infección de transmisión sexual. Existe una amplia gama de anticonceptivos para evitar embarazos no deseados, preservativos masculinos y femeninos que ofrecen una protección dual que evita tanto éstos como la transmisión del VIH.

Alternativas

En México los anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC´s, por sus siglas en inglés) están disponibles gratuitamente en el sector salud, Algunos de estos métodos son el implante subdérmico, el sistema intrauterino que libera levonosgestrel y el dispositivo intrauterino de cobre; dependiendo del método su durabilidad es de 3, 5 o 10 años, respectivamente.

Beneficios:

Tienen un alto grado de eficacia para evitar embarazos.

Son discretos ya que van insertados en el útero o en el antebrazo.

No requiere de una toma diaria y son fáciles de usar, causando apego en las usuarias.

Son reversibles, en el momento en que se desee un embarazo, se retiran y regresa la fertilidad.

Algunos de ellos, como el implante y el sistema intrauterino liberador de levonosgestrel, tienen beneficios no anticonceptivos como la disminución del dolor durante la menstruación y disminución de la cantidad de sangrado.

En la medida en que haya más adolescentes informados, mayor será el uso de métodos anticonceptivos y la disminución de embarazos.