El Muro ¿Relevante? PDF Imprimir E-mail
Nuestros Columnistas
Escrito por Samuel Stone Canales   
Jueves, 23 de Marzo de 2017 05:00

Desde que Donald Trump comenzó su campaña para la presidencia de los Estados Unidos el 16 de junio del 2015, la retórica del ahora mandatario estadounidense ha sido anti-mexicana.

 

Durante su discurso inicial, con el cuál lanzó su campaña, Trump dijo que "cuando México manda a su gente, no están mandando a los mejores...están mandado a gente que tiene muchos problemas.... Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores. Y algunos, me imagino, son buenas personas." Pocos minutos después, durante el mismo discurso, Trump propuso la construcción del ahora famoso muro a lo largo de la frontera mexicana.

Esta propuesta, y la idea de que México pagaría tal muro, se convirtieron en mensajes claves tanto para su campaña como para México. Se convirtió en el tema más controversial en la relación México-Estados Unidos. Pero la realidad es que el muro es irrelevante tanto para las economías de los dos países como para a la vida cotidiana de sus ciudadanos. Uno de los temas que sí es relevante, entre muchos, es la interrupción de las remesas por un incremento en las deportaciones.

Pero antes de pasar a las remesas, es importante ahondar mas en el asunto del muro. La propuesta de crearlo no es nueva. El Partido Republicano lleva décadas impulsando esta idea, y fue una política clave del ex-presidente George W. Bush. Gran parte de la frontera ya tiene un muro, y en donde no, hay rejas u otras barreras físicas. Por lo tanto, se puede decir que el muro, en efecto, ya existe.

Por otro lado, la migración mexicana a Estados Unidos ha sido negativa desde el 2005. Eso quiere decir que son más los mexicanos que han regresado al país de los que se han ido.

Según un estudio del Pew Research Center, del 2005 al 2009, 20 mil mexicanos más regresaron a México de los que se fueron, mientras que del 2009 al 2014, la cifra asciende a 140 mil. Por lo tanto, la construcción de un muro un poco más sólido en la frontera no tendría un gran impacto sobre México como país.

Al mismo tiempo, una reducción drástica de las remesas sí sería un golpe duro para México. Las remesas representan la segunda fuente de ingresos más importante para el país. En el 2016, sumaron casi 27 mil millones de dólares, y según un nuevo estudio del Colegio de México y del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social, los programas sociales mexicanos no serían capaces de apoyar a la población del país sin recibir remesas.

Por si fuera poco, las remesas tienden a ir a algunos de los estados más pobres del país, como Oaxaca, Guerrero y Puebla. Además de la crisis moral que significa una deportación indiscriminada, esa política también es un ataque económico en contra de México.

Ya es hora de que dejemos de indignarnos por un propuesto muro que no tendría ningún impacto ni económico ni social para México. En vez de quejarnos incesantemente en Facebook, hay que enfocarnos más en lo que las deportaciones y el fin de las remesas representarían económicamente para el país. Tanto el ciudadano mexicano como los gobiernos federales y estatales tienen que estar listos para confrontar la crisis económica que se daría en un mundo sin remesas.

Facebook - samuel.stone1

Twitter - @sastone89

Instagram - @sastone1

* Sam Stone Canales nació en Chicago, Illinois, de una madre mexicana católica y un padre estadounidense judío.  Se graduó summa cum laude con una licenciatura en Ciencias Políticas Relaciones Internacionales, e Historia de Baldwin Wallace University en Ohio, Estados Unidos.  También cursó un doctorado en Derecho en la George Washington University en Washington, D.C., del cual se graduó con altos honores académicos.  Adicionalmente, tiene un diplomado en Derechos Humanos y Derecho Penal Internacional de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, y un Diplomado sobre la Política y Economía de la Unión Europea en Ginebra, Suiza. 

Durante y después de sus estudios, Sam trabajó con el Departamento de la Justicia (la PGR estadounidense), en un bufete internacional de abogados llamado Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, con un senador federal en Ohio, y en una corte federal en Washington, D.C.  Habla cuatro idiomas y ha viajado a 29 países en cinco continentes. Radica en Puebla y ahora se suma al grupo de editorialistas de urbeconomica.com